PROCESO DE UN PROYECTO

Mediante un análisis personalizado de las necesidades del cliente, confeccionamos el diseño dela solución y su posterior instalación.

Pasos a seguir:

1. ANÁLISIS
Estudiamos las necesidades del entorno y la persona. Creamos un presupuesto orientativo y en caso de aceptación de éste pasamos al punto 2.

2. PROYECTO
Una vez aceptado el presupuesto orientativo, confeccionamos un proyecto personalizado para la situación y con el que obtendremos el presupuesto definitivo, así podremos pasar al punto 3.

3. ACTUACIÓN
Planificamos todo el proceso para llevar a cabo el proyecto.

Modalidades de SIPI

Con el fin de facilitar a primera vista, el modelo más adecuado para nuestros clientes, hemos clasificado en tres estilos diferentes, dependiendo de las necesidades de cada usuario:

  • Básico
  • Antivandálico
  • Estético

BÁSICO

Este estilo es el más básico y está pensado, principalmente para lugares donde no exista un alto riesgo de manipulación o vandalismo y donde la estética no tenga demasiada importancia.

Los resultados son, funcionalidad perfecta, descarga instantánea, regulación de caudal y tiempo de evacuación y mínimo mantenimiento.

Este estilo, de forma opcional, permite incorporar todas las demás prestaciones de SIPI, al igual que las otras modalidades.

ANTIVANDÁLICO

Sistema más adecuado para lugares donde exista un mayor riesgo de vandalismo o de incidentes causados por impactos involuntarios. Este estilo se puede diseñar de forma funcional o dándole una relativa importancia a la estética del entorno.

Los resultados son, funcionalidad perfecta, descarga instantánea, regulación de caudal y tiempo de evacuación, mínimo mantenimiento, protección anti vandálica y un punto de estética.

Este estilo, de forma opcional, permite incorporar todas las demás prestaciones de SIPI, al igual que las otras.

ESTÉTICO

Estilo pensado preferentemente para espacios donde la estética y el diseño tengan más importancia como hoteles, apartamentos… En estos dos casos, SIPI está trabajando con un inodoro suspendido y en el otro ejemplo, con un compacto adosado a la pared.

Ambos casos favorecen la estética y facilitan la limpieza, además de dejar más espacio libre en el recinto, para mayor y mejor movilidad del usuario.

Los resultados son funcionalidad perfecta, descarga instantánea, regulación de caudal y tiempo de evacuación, mínimo mantenimiento, higiénico y estético.

Este estilo, de forma opcional, permite incorporar todas las demás prestaciones de SIPI, al igual que las otras.

© Copyright - Instalaciones F.Ramos